NOVEDADES

NOTICIAS

Catamarca, Argentina. - 13.7.2015

Carta del Presidente de la Federación al Presidente de la UCI.

Estimado Brian Cookson

Me dirijo a Ud. con la intención de exponerle una situación referida al desarrollo del mtb en Sudamérica y sus actores principales o sea los corredores.

El mtb en Sudamérica tiene un desarrollo incipiente y si bien son muchos los aspectos a mejorar  (infraestructura de circuitos, calendario de competencias, conocimiento y utilización  de las ultimas teorías sobre el entrenamiento y la preparación, solo por citar algunas) nos encontramos con un problema puntual y repetido en cada uno de los países de nuestro continente.

Me refiero a las categorías de edad en la competición de mtb.

Entendemos que en la categoría junior de 17 y 18 años la mayoría de los países de Sudamérica  tienen un gran reserva de futuras figuras incluso de nivel mundial.

Esto se debe a:
Apoyo familiar sostenido.
Interés de los chicos por el deporte.
Carga horaria educativa reducida.
Buenos resultados a nivel panamericano e incluso a nivel mundial según el caso.

Sin embargo una vez cumplidos los 18 años y debiendo hacer el salto de categoría a la Sub 23 todo se trastoca.

Los corredores entran en una fase de vida donde comienzan a definirse de manera cierta los intereses no solo deportivos si no de vida social y laboral.

Ya sea a nivel educativo o laboral la carga horaria se hace más intensa y el tiempo y las posibilidades para el deporte de alto rendimiento se reducen.

Si a esto le sumamos que con 19 años deben comenzar a competir en una categoría con otros corredores de 21 y 22 años el salto es demasiado grande.

Los resultados no llegan y la motivación se pierde.

Además en el caso de nuestros países para tener nivel internacional en mundiales es necesario viajar a Europa ya sea de manera permanente o esporádica para poder mantener el nivel competitivo.

Creemos que no es lo mismo para un corredor italiano, suizo o francés correr el fin de semana y volver a su casa… que para los sudamericanos tener que estar lejos de casa por periodos relativamente largos en Europa para que además por lo que le decía de lo amplio de la categoría sub 23 tener que competir con corredores de 2 o 3 años mayores.

Los malos resultados solo hacen que el desenlace final sea siempre el mismo:
“el abandono de la práctica deportiva de alto rendimiento”.
Tanto Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador o Chile tienen ejemplos de excelentes corredores con grandes resultados a nivel mundial en Junior que no logran superar la categoría sub 23 al mismo nivel de rendimiento.
Es por esto que le proponemos dividir la categoría sub 23 en sub 21 y sub 23 a nivel mundial y por supuesto que corran separados de la categoría Elite.

Una categoría sub 21 ayudaría a tener un desarrollo progresivo del corredor sustentado en buenos resultados y un compromiso mayor con el deporte.

Esperamos acepte y estudie esta propuesta que envuelve a la mayoría de los países de segunda línea que necesitan un incentivo para continuar en el desarrollo de los corredores y el mtb en general.

Atte
Jose Martinez
Presidente de F.A.Ci.Mo.

Calendario

Clasificaciones